Corriendo tras los huesos…

Sí, lo recuerdo un par de veces a la semana, o al mes tal vez.
La función es la misma, a pesar del tiempo no cambia, ni se agota;
Lo único que difiere aquí es su solidez, su peso sobre mí.
En ocasiones recuerdo muchas lunas y unas cuántas espaldas.
Pero no el inevitable fracaso al que se sometió ese tiempo, que corto o largo fracturó el camino, y no fue más que el detonante de una simple y sensata conclusión: EL FINAL.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: